Maquetas
Basílica de San Vicente (ÁVILA)
   Situada en las inmediaciones de la cerca, aunque extramuros, San Vicente es la principal construcción románica de la ciudad de Ávila y el gran hito del final del estilo en nuestro país.
   Sus ambiciones constructivas son más propias de templos monacales o catedralicios que de parroquiales, como es el caso, y muestra así planta de cruz latina con tres naves y tribuna, marcado transepto y esbelta cabecera triple, bajo la que se dispone una cripta, recuerdo del carácter martirial del edificio que precedió al que hoy vemos.
    Destaca además el cuerpo occidental del conjunto, donde dos torres flanquean un nártex que cobija una espectacular portada con estatuas-columna, parteluz presidido por la figura de Cristo en Majestad y gran tímpano subdividido en otros dos menores primorosamente decorados, todo de la mejor estirpe borgoñona. El impresionante conjunto se construyó en sucesivas fases, desde 1120-30 hasta su conclusión hacia 1180. En su interior se conserva el hermoso cenotafio de los santos mártires Vicente, Sabina y Cristeta, una de las mejores obras del arte funerario de época románica. Sus valores tanto arquitectónicos como escultóricos motivaron su declaración como Monumento Nacional en julio de 1882.
 
Iglesia San Martín (Frómista - PALENCIA)
   Doña Mayor, viuda de Sancho III Garcés, fundó este monasterio a la vera del Camino de Santiago en la segunda mitad del siglo XI. Por su testamento, de 1066, sabemos que estaba en construcción por tales fechas.

    La iglesia, único vestigio del mismo, presenta planta basilical, con tres naves de cuatro tramos, transepto no sobresaliente en planta, cimborrio sobre el crucero y torres cilíndricas a los pies.

   Pese a las múltiples restauraciones sufridas representa un conjunto armónico, con un gran equilibrio de volúmenes –principalmente en la visión de la cabecera triple- y una enorme riqueza escultórica.

   San Martín es, sin duda, uno de los grandes hitos del románico pleno en nuestras tierras, recibiendo la declaración como Monumento Histórico-Artístico en noviembre de 1894.
 
   

   
Iglesia de San Marcos (SALAMANCA)
   El templo debía estar construido ya en 1202, cuando Alfonso IX hizo entrega del mismo a los clérigos salmantinos, liberando de todo servicio y tributo real a los vecinos que repoblaran el lugar. Nacía así lo que más tarde pasó a llamarse Real Clerecía de San Marcos.  Se trata de un original edificio de planta circular, con tres naves y tres ábsides semicirculares, sólo visibles desde el interior.

   Las primeras se cubren con techumbre de madera mientras que la cabecera triabsidal lo hace con bóvedas pétreas de horno y de cañón apuntado.

  

    Los muros presentan una gran solidez, perforados únicamente por una serie de estrechas aspilleras y por las dos portadas: la principal con cuatro arquivoltas apuntadas coronadas por un escudo de los Austrias y otra secundaria con sencillo arco de medio punto.   La espadaña es un añadido del siglo XVII atribuido a Simón Gavilán Tomé.
 
Iglesia San Tirso (Sahagún - LEÓN)
   Sahagún constituye el principal foco castellano-leonés de arquitectura románica en ladrillo. Uno de los edificios mas representativos es San Tirso, ubicado en las proximidades de las ruinas del antiguo monasterio benedictino de San Facundo y San Primitivo.

   Está edificada, casi en su totalidad, de ladrillo, salvo la parte inferior del ábside central que se comenzó en piedra. Sus muros se decoran con una serie de arquerías ciegas enmarcadas por rectángulos. Su construcción debió llevarse a cabo dentro de las primeras décadas del siglo XII, ya que aparece citada en algunos documentos de la primera mitad de ese siglo.
  
Iglesia de San Millán (SEGOVIA)
   La iglesia de San Millán es el templo románico más sobresaliente de Segovia y uno de los más monumentales de Castilla y León. Sus orígenes parecen ser anteriores a la repoblación de Raimundo de Borgoña, conservando de la primitiva edificación prerrománica la torre erigida en el lado norte.

   En tiempos de Alfonso I el Batallador se rehizo su fábrica siguiendo unas trazas similares a las de la catedral de Jaca, con tres ábsides semicirculares, crucero con cimborrio y tres naves separadas alternativamente por pilares y columnas. A este plan se añadieron un cuarto ábside que funciona actualmente como sacristía y dos galerías porticadas situadas en las fachadas norte y sur, ambas sobre columnas dobles que soportan capiteles decorados con motivos vegetales y figurativos. De las tres portadas que tiene, la más importante es la meridional que decora su tímpano con cuatro figuras muy desgastadas.
  

  
Monasterio de Sto. Domingo de Silos (BURGOS)
   Ubicado en el valle burgalés de Tabladillo, los orígenes de la vida monástica en Silos se remontan a mediados del siglo X, aunque su periodo de mayor esplendor es el que va de fines del siglo XI a principios del XIII. En la etapa de 1041 a 1073 es abad de Silos –entonces bajo la advocación de San Sebastián- el monje riojano Domingo Manso, persona excepcional que convierte la abadía en un centro prestigioso de espiritualidad al tiempo que promueve la primera renovación de su fábrica.

   Le sucedió en el cargo Fortunio, que emprende entre otras cosas la ampliación del templo hacia el este con una cabecera de tres ábside s semicirculares, consagrada en 1088. La iglesia románica del cenobio benedictino fue reemplazada por otra neoclásica a mediados del siglo XVII, obra de Antonio Machuca según planos de Ventura Rodríguez. Del viejo edificio románico destaca su excepcional claustro de dos pisos, construido en al menos tres campañas. La escultura que lo decora se sitúa entre lo más sobresaliente del románico español.


Iglesia de San Juan de Rabanera (SORIA)
   La iglesia de San Juan de Rabanera (declarada Monumento Nacional por Real Orden de 19 de julio de 1924) es uno de los ejemplares más bellos y originales del románico soriano. Su construcción data de finales del siglo XII, momento al que corresponde la mayor parte de su estructura, integrada por una sola nave, un ábside semicircular y un crucero marcado en planta. A finales del siglo XV se añadieron a ambos lados de la nave sendas capillas cuadrangulares y en el XVI el campanario dispuesto sobre el tramo central del crucero. Despunta por su exotismo ornamental el ábside en el que se hacen patentes variopintas influencias orientales y antiquizantes.

   El aspecto que ofrece actualmente todo el edificio debe mucho a las restauraciones llevadas a cabo en 1908, momento en que se añadió la portada principal procedente de la iglesia de San Nicolás, y 1958 cuando se eliminaron varias construcciones que se habían ido adosando a su primitiva fábrica

Colegiata de Sta. Mª la Mayor (Toro - ZAMORA)
   Es el edificio románico más excelso de Toro y uno de los más importantes de Castilla y León. Sus trazas, que deben corresponder al último cuarto del siglo XII, están directamente inspirada en las de la Catedral de Zamora. Se estructura en tres naves de otros tantos tramos cada una, un crucero que rebasa la anchura de aquellas y tres capillas semicirculares en la cabecera.

   Destaca el ábside central, que se articula exteriormente en tres paños separados por columnas adosadas y dos cuerpos decorados con arquerías ciegas. Sobre el crucero se eleva un hermoso cimborrio, similar a los de las catedrales de Zamora y Salamanca.

   De sus tres portadas merecen una especial atención la septentrional, en la que se ha querido ver la mano de un seguidor del maestro Mateo, y la de los pies, espléndida obra gótica de mediados del siglo XIII.

 

Iglesia de Sta. Mª de la Antigua (VALLADOLID)
   Los orígenes de esta construcción se remontan a finales del siglo XI, momento en que debió levantarse un pequeño templo cuya fundación se atribuye al conde Pedro Ansúrez, repoblador de la ciudad.

   Durante el siglo XII esta iglesia, convertida ya en parroquia, vio aumentar de forma considerable sus bienes, lo que favoreció con el paso del tiempo la renovación de su fábrica. A comienzos del siglo XIII se construyó un pórtico en el lado norte y una torre de esbeltas proporciones al oeste, mientras que en la centuria siguiente se reformó por completo el cuerpo de iglesia, con tres naves y tres ábsides levantados con soluciones plenamente góticas.

   La proximidad del antiguo cauce del Esgueva produjo un progresivo deterioro del edificio, lo que motivó varias intervenciones a lo largos de los siglos XV y XVI, así como una profunda restauración acometida durante las dos primeras décadas del siglo XX.



Copyright 2005 - Parque Temático del Románico de Castilla y León - info@paaarqueromanico.com - San Esteban de Gormaz (SORIA) - Diseña Gormaz Informática